Siembra de ajos en un metro cuadrado.

Obedeciendo al refrán castellano, “tantos días pasan de enero, tantos ajos pierde el ajero” y aunque estoy en Sevilla, el 2 de enero puse manos a la obra y en un cachillo de huerto planté unos treinta dientes de ajo comprado el verano pasado en Galicia.

Podemos calcular la cabezas de ajo que consumimos en un mes (de 1 a 4) y plantar según el espacio que tengamos. Se pueden plantar en una mesa de cultivo o en un macetero pues no necesitan mucha profundidad, Tenemos que aportar compost y si sembramos en maceta debe tener un volumen de 3 litros por ajo.

Antes de sembrar debemos dar un buen riego para que la tierra esté húmeda pero no encharcada. Se colocan a poca profundidad, a unos 2 cm, y con la parte en punta mirando al cielo. Separados unos de otros unos 20 cm. y entre filas 30 cm. A los diez días, si no ha llovido, se vuelve a regar. si llueve regularmente no es necesario regar; si lo vemos necesario intentaremos mojar el suelo pero no la planta,

Los ajos tiene pocas raíces y muy superficiales por lo que debemos quitar  las hierbas competidoras con cuidado, mejor a mano.

Ajos en abril 2

Pueden tener varios problemillas durante su cultivo pero si hacemos rotación de cultivo y en cuatro años no volvemos a plantar ajos ni cebollas u otras de su familia, nos ahorraremos problemas. Si se presenta un año húmedo podemos tener problemas con los hongos.

Este año he tenido dos ataques de roya, y los he podido controlar con diluciones de suero de leche.

Cuando se acerca el momento de la recolección aparecen los tallos florales, y podemos quitarlos tirando de ellos o cortándolos y prepararnos una rica tortilla.

Cuando comienzan a secarse las hojas, “pisamos los ajos”, esto es, partimos el tallo por su parte baja y así lo dejamos durante quince días para que el ajo engorde. Pasados estos días los sacamos de tierra y los dejamos, sobre ella, secando al sol.

2013-06-09 18.09.24

Mañana los sacaré de tierra y los dejaré sobre ella secando al sol. Para San Juan los recogeré y os contaré cómo hacer una ristra de ajos para que sequen bien y tenerlos a mano, colgados en la cocina.

¡De nuevo en el blog!

Un nuevo diseño de cañas para las tomateras

Un nuevo diseño de cañas para las tomateras

Hace varios meses que tengo el blog un poco olvidado, y ayer, después de escuchar a mi amigo Monti en el curso de Redes Sociales, y el empujoncito de Ignacio, Lupe y Josechu,  voy a retomarlo y a seguir contando en él mis buenos ratos en el huertecillo. Buenos y no tan buenos, porque como os podéis imaginar, buenos son hasta que aparece el temido pulgón, el mirlo desenterrador de tesoros, la comilona langosta o los silenciosos hongos.

También es porque a mi me gusta escribir y relatar estos buenos ratos que paso conmigo misma y con las plantas y quiero tener un lugar donde ir dejando esta experiencia.

Experimento con lechugas

Acabo de realizar un pequeño experimento. Esta mañana he ido a la frutería y acababan de llegar dos lechugas pequeñas y al cogerlas he descubierto que traían todas las raíces. Pues nada, como las mías aún están en el semillero, he plantado estas dos en un arriate de la entrada y espero que podamos ir cogiendo hojitas para nuestras ensaladas hasta que crezcan las demás. Ya contaré cómo ha ido.

Cuándo recoger las calabazas

Al finalizar el verano, todos los que plantamos Calabazas en nuestro pequeño huerto, al ver el aspecto que tienen nos preguntamos si podemos ir recolectando poco a poco o tenemos que esperar a que se seque la mata para recogerlas.

Yo, este año, que es el primero que las he plantado en mi huertito, tenía muchas ganas de probarlas así es que una vez que he visto que había cambiado de color y aunque la planta no se ha secado del todo, ya tiene muchas hojas secas, así es que he decidido recoger la primera que salió y aquí os muestro una imagen del resultado. Si conocéis alguna receta con calabaza, enviádmela y probaremos.

La Lechuga: la hortaliza más fácil de cultivar

Quizá sea la hortaliza más fácil de cultivar en maceta. Podemos encontrar variedades para todas las épocas del año. Su cultivo es muy sencillo, pero si queremos tener plantas sanas utilizaremos sustrato, suelto y poroso, que no se apelmace. Prepararemos el semillero en cualquier macetita de barro y como la semilla es pequeñísima solo tendremos que esparcirla separadita y cubrir luego con un poco de sustrato,Con seis días

Mantener húmeda pero sin encharcar y en una semana habrán germinado. En cuanto tengan unos 8 – 10 cm podemos trasplantarlas a cualquier rinconcito, arriate, macetero o maceta. Debemos regar bien alrededor de la lechuga en cuanto la plantemos También podemos aprovechar y plantarla entre otros cultivos más lentos como coles, tomates o berenjenas. Una vez plantada podemos ponerle un poco de humus de lombriz y en poco tiempo podremos ir quitándole hojillas para nuestras ensaladas sin necesidad de cosecharlas enteras.

Si ponemos en un macetero tres lechugas de diferente variedad y color quedarán muy vistosas. Si ponemos el riego por goteo y cubrimos la tierra con paja no tendremos que preocuparnos mucho. Pueden dar algún problema las babosas y caracoles que se comen las hojillas tiernas. Si aparece pulgón puede ser por exceso de abono.

Dos tomates y dos destinos.

Simpático vídeo en el que dos tomates agronegocio y soberanía alimentaria se citan a ciegas. Esta historia ha sido producida por: Veterinarios Sin Fronteras de Castilla-La Mancha .

Sinopsis: Nitrofosfato de azufre al 12% o estiércol, uniformidad o diversidad, grandes distancias o consumo local, producción industrial o producción campesina, ketchup o pisto manchego. K-44 y Mauricio se han conocido por chat, quedan para conocerse en tomate, no saben mucho el uno del otro pero la cita les dará momentos para ello. A primera vista, K-44 parece más atractivo pero Mauricio tiene algo, algo que a K-44 le volverá loco. Pero Mauricio tiene muy claro lo que quiere, y lo que no.